Saltar al contenido

La reparación de cubierta y tejado

julio 25, 2022
cubiertas y tejados

La reparación de tejados y de cubiertas es algo sumamente vital para mantener nuestro hogar seguro de todos los elementos naturales, sobre todo el agua, que junto con el sol son los que más daño hacen sobre nuestros techos. El mantenimiento es algo fundamental para mantener las cubiertas y tejados en buenas condiciones, por lo que es necesario realizar mantenimientos preventivos cada cierto tiempo, haciendo que nuestro techo esté seguro y por ende, nosotros.

Factores dañinos para nuestros techos y cubiertas

Repitiendo el punto anterior, el agua y el sol en conjunto son los que más daño hacen en nuestros techos, debido a que provocan cambios de temperatura muy fuertes, lo cual hace que cualquier superficie sólida pueda sufrir algún tipo de grieta o rotura. El viento puede ser otro factor que puede dañar seriamente nuestros techos o cubiertas, debido a que una ráfaga fuerte puede levantar una lámina si esta no se encuentra ajustada de la forma correcta.

Cuando mencionamos el mantenimiento preventivo es importante verificar los puntos críticos de las cubiertas, debido a que estas son las que más sufren, que pueden ser los extremos y el centro de la misma. 

¿Cómo puedo reparar mi cubierta?

En caso de roturas y filtraciones de agua que se hayan creado en nuestra cubierta, se puede reparar como si se tratase de un parche sobre un agujero. Existen muy buenos materiales e instrumentos para poder reparar estas filtraciones, que pueden transformarse en agujeros mucho más grandes y crear humedad dentro de la estructura, creando óxido en el metal e inflando las paredes de concreto, lo cual hace que la estructura se vea debilitada de forma general.

Para reparar este tipo de filtraciones se pueden utilizar membranas de material flexible tipo TPO, las cuales proporcionan una mejor distribución del calor sobre la cubierta y neutralizando las conocidas «islas de calor» la cual es una acumulación de temperatura alta sobre una parte específica de la cubierta.

Destapar desagües también es una forma de que el mantenimiento se verá beneficiado, debido a que se desecharán los desperdicios y también se hará correr el agua empozada que pueda estar generando goteras y filtraciones por la estructura

¿Qué mantenimiento preventivo puedo hacer en mis cubiertas?

Según la norma se debe hacer un mantenimiento preventivo de 1 a 3 años, aunque si se quiere mantener en forma óptima las cubiertas se recomienda hacer este mantenimiento cada 6 meses. Debido a que si aparece un problema este no se verá tan grande como puede verse al año o más tiempo aún.

Es necesario verificar el estado de todas las fijaciones de las cubiertas, debido a que estas son las que la mantienen fija, también se deben verificar placas, juntas, y ver el estado de los materiales aislantes, ya que estos mantienen el agua fuera de la estructura.

En caso de tener algún problema con su cubierta, se recomienda llamar a Cubiertas Taad 200, ya que esta empresa es la que mayor experiencia tiene con estos percances que pueden ocurrir tanto en la vivienda como en la empresa. Además de reparaciones ofrecen encargarse de todo el mantenimiento preventivo de todo lo relacionado con el techo, teniendo 100% de seguridad garantizada.