A través de las redes, el fútbol ha recibido reacciones negativas en temas del machismo y racismo. Sin embargo, no todo está tan claro.

Durante los eventos de la Liga de Campeones, el futbol ha tenido que hacer una pausa para decirle no al racismo y machismo. Todo surgió después de un presunto caso de racismo en el césped, y otro de acoso machista en las redes.

El caso de racismo

Uno de los casos de racismo en fútbol se presentó en el estadio Ramón de Carranza, el domingo, cuando se enfrentaba Valencia contra Cádiz. La disputa entre Mouctar Diakhaby y Juan Cala. En dicha pelea, el defensa del conjunto ché, aseguró que fue llamado “negro de mierda”, y desde ese momento abandonó el terreno de juego junto a sus compañeros.

Luego de ese evento, el partido fue reanudado, ya que el Valencia no quería arriesgarse a perder los puntos obtenidos.

Durante los comunicados de ambos clubes, Cala ha negado tal comentario. Sin embargo, la Liga se dedicó a revisar las imágenes del partido, pero no encontraron nada. Además aseguran que nadie escuchó eso en el césped.

Por su parte, El Comité de Competición explicó que profundizarán sobre el asunto y abrieron un expediente al jugador del Cádiz.

El caso de machismo en fútbol

La portera del Real Madrid femenino, Misa Rodríguez escribió un tweet para celebrar el gol de Asensio contra el Liverpool. En el mensaje se le veía celebrando un gol con otra jugadora y con la frase “Misma pasión.”

Dicho mensaje desencadenó una ola de reacciones desagradables. Se trataba de una sucesión de comentarios groseros y machistas, que llevaron a la portera a retirar el mensaje. Al conocer lo ocurrido, el propio Asensio hizo un tweet con lo siguiente “que nada ni nadie te impida decir lo que piensas”.